El Mundo


¿Qué tienen en común una piedra, la arcilla, un papel en blanco, nosotros mismos? La potencialidad. Mientras están así, en estado “virgen”, pueden tomar la forma que sea, porque “tienen” potencialmente todas esas formas en sí… Están como esperando ser fecundadas, y desean ser fecundadas, porque de otra manera no podrían manifestarse las formas (una escultura, una taza, un dibujo, Martín). Y estas piedra, arcilla, papel en blanco y nosotros mismos son imágenes de esa materia de la que está hecho el mundo. Y esta materia (a la que no podemos ver en ningún lugar como es en sí misma, y a la que no podemos imaginar, pero sí concebir) es la llamada “PRIMA MATERIA” de la tradición hermética. Sólo la percibimos por los sentidos cuando toma una forma. Pero aún tomando una forma sigue siendo siempre ella, siempre única, siempre virgen.
¿Y qué es la muerte sino un volver al seno de la potencialidad? Lo que vuelve a ella es la materia de la que estamos hechos (y de la que están hechos nuestros sueños)… pero hay algo mucho más valioso, más caro, más pequeño pero más grande, que no cambia, ni viene ni va…

Anuncios

2 pensamientos en “El Mundo

  1. A veces dudo, de que estemos hechos de la misma materia “virgen”,a la que volvemos llegado ese moento tan esperado o no.. pues pasado un tiempo, vamos adquieriendo forma, tanto nuestro cuerpo cambia como nuestra forma de pensar….creo que solo una frase definiría bien esto.. “no hay nada nuevo bajo el sol…

  2. No estoy de acuerdo con eso. Todo está allí todo el tiempo. Pasa que no lo vemos, o no lo conocemos. Pasa que creemos que hay un afuera y un adentro, que existe un esto y un aquello, un yo y un los otros. Y cuando conocemos, cuando “recordamos” (según decía nuestro querido Platón) nos damos cuenta de que no hay cosas separadas, sino que todo es. La primera dualidad, podríamos decir, es la de esencia y sustancia. Esta materia primordial de la que hablo en el post forma parte de la sustancia. Pero más allá de esta esencia y esta sustancia, existe el Ser. Pero (oh, paradoja!) más allá de este Ser, intuimos al No-Ser… El Ser sería el Uno, en el que todas las cosas, todos los números, se encuentran contenidos. El No-Ser, es el Cero, es la pura posibilidad. Algunas imágenes de esto: el papel en blanco. La piedra bruta. El silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s