La Libertad

Uno de los temas de reflexión que me rondan habitualmente es aquél referido a la acción. De cómo nuestras acciones por un lado nos atan, pero por otro, los resultados de estas acciones son efímeros y pasajeros, no dejando huella permanente en nuestro ser.


A continuación copio dos fragmentos, tomados de lecturas de este verano. Son dignos de meditarse (las cursivas son mías):

“Todo conocimiento lleva su fruto en sí mismo, algo muy diferente de lo que ocurre con la acción, que no es más que una modificación momentánea del ser y que siempre está separada de sus efectos.”

René Guénon – “La metafísica oriental”

“Siendo en todas partes la libertad lo que es, es decir, la ausencia de coacción interna, se puede decir que el hombre es libre de condenarse, igual que es libre de arrojarse a un abismo si así lo quiere; sin embargo, desde el momento en que el hombre pasa a la acción, la libertad se vuelve ilusoria en la medida en que va contra la verdad: quien se lanza voluntariamanet al abismo se priva por eso mismo de su libertad de acción. Lo mismo sucede con el hombre de tendencia infernal: se vuelve esclavo de su elección, mientras que el hombre de tendencia espiritual se eleva hacia una libertad mayor. Por otra parte, dado que la realidad del infierno está hecha de ilusión — pues el alejamiento de Dios no puede ser sino ilusorio –, el infierno no puede existir eternamente junto a la Beatitud, aunque, según su propia visión, su fin no se pueda concebir; es ésa la eternidad invertida de los estados de condenación. No sin razón los sufíes insisten en la relatividad de todo lo creado y afirman que el fuego del infieno se enfriará después una duración indefinida; todos los seres serán finalmente reabsorvidos en Dios. Piensen lo que piensen algunos filósofos modernos, la libertad y lo arbitrario se contradicen; el hombre es libre de elegir lo absurdo, pero no es libre cuando lo escoge [es decir, una vez que lo escogió]; la libertad y el acto no coinciden en la criatura”.

Titus Burckhardt – “Introducción al sufismo”, cap. “La exégesis sufí del Corán”, nota 43.

Anuncios

2 pensamientos en “La Libertad

  1. Interesante….
    Yo creo que el pensamiento es la causa y lo fisico el efecto, es decir tu elección (libre albedrio) es mental primero (planificas,piensas) y luego llevas a la práctica ese pensamiento (fisico)
    Si pudieses controlar mejor tu actitud el efecto sería positivo.

  2. Entiendo tu comentario… pasa que yo no tengo muy en claro todo esto, y estoy a la búsqueda de poner en orden mis pensamientos al respecto…

    Gracias por tu aporte… esto va a dar para largo, jeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s