Prólogo a la Eternidad

Todo se ha escrito, todo se ha dicho, todo se ha hecho, oyó Dios que le decían y aún no había creado el mundo, todavía no había nada. También eso ya me lo han dicho, repuso quizá desde la vieja, hendida Nada. Y comenzó.

Una frase de música del pueblo me cantó una rumana y luego la he hallado diez veces en distintas obras y autores de los últimos cuatrocientos años. Es indudable que las cosas no comienzan; o no comienzan cuando se las inventa. O el mundo fue inventado antiguo.

Museo de la Novela de la Eterna
Macedonio Fernández

Anuncios

3 pensamientos en “Prólogo a la Eternidad

  1. Exacto. Ambas cosas, a la vez. Borges decía que según la visión de algunos sabios, el universo fue creado hace unos pocos segundos, junto con nuestros recuerdos de un pasado ilusorio. Pero eso es solamente la contracara de la “reminisencia” platónica… ¿cuál es la verdad?

    Besos a ambas!

    M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s