Fe, Amor, Esperanza

“La Fe de la Conciencia es libertad
La Fe del sentimiento es debilidad.
La Fe del cuerpo es estupidez.

El Amor de la Conciencia suscita lo mismo como respuesta.
El Amor del sentimiento suscita lo contrario.
El Amor del cuerpo no depende sino del tipo y de la polaridad.

La Esperanza de la Conciencia es fuerza.
La Esperanza del sentimiento es esclavitud.
La Esperanza del cuerpo es enfermedad.”

Si bien por principio evito postear textos que ya están subidos a internet (porque haciéndolo ¿qué aporto?) me permití la libertad de hacerlo esta vez no sólo para rendir homenaje a un personaje cuyas enseñanzas ocuparon parte de mi vida, sino también para expresar una observación de los hechos cotidianos.

Este pequeño escrito obviamente que debe entenderse en el marco de las enseñanzas llamadas del Cuarto Camino, pero también pueden ser interpretadas por quienquiera, principalmente porque, como decía en el párrafo anterior, podemos observar los efectos de la fe, el amor y la esperanza en la vida cotidiana. Y es interesante notar que se podrían dar ejemplos de cada una de estas virtudes teologales en cada uno de los niveles (del cuerpo, del sentimiento y de la conciencia) en que está ordenado el escrito. Tengo que confesar que personalmente me cuesta mucho encontrar ejemplos del nivel de la Conciencia… será que no están muy visibles (lo esencial es invisible a los ojos, escribió Saint-Exupéry*).

Pero pienso que lo importante, tal vez, sea darnos cuenta antes de que pasen las cosas hacia dónde vamos, o por lo menos qué nos está pasando, en qué nivel estamos amando, en cuál teniendo fe, y en cuál depositando la esperanza. Y que lo más importante de todo es preguntarnos ¿quién en mí está observando? ¿quién está preguntando?

_______
*Recuerdo que esta frase, cuando hace algunos años alguien me la dijo al oído, me había causado una sensación de obviedad (más viniendo de quien la decía) y mediocridad obscena. Tal vez a alguno le produzca lo mismo cada vez que la escuche o la lea. Pero cuando se la mira desde otro lado, tiene mucha semilla.

Nota: El vínculo en la entrada Cuarto Camino dirige hacia la Wikipedia. En la parte discusión de esa entrada hay un intercambio de opiniones que sugiero consultar.

Anuncios

8 pensamientos en “Fe, Amor, Esperanza

  1. Wow! Hermoso post.
    Debo admitir que no conozco de cerca la doctrina de Gurdjieff y que, en parte, influyeron las opiniones de ciertos autores tradicionales como es el caso de René Guénon. Ésto no significa que por leer opiniones negativas me rehusara a estudiarlo, lo que sucede es que teniendo tantos libros y autores pendientes, lo fui relegando en el orden de mis prioridades. Sin embargo, algunas de las prácticas de Cuarto Camino llegaron hasta mí, aunque algo tergiversadas, durante mi breve estancia en la Escuela “Gnóstica” de Samael Aun Weor (quien no se caracterizaba precisamente por su originalidad).
    Estas palabras, sin lugar a dudas, son terriblemente certeras y no puedo más que coincidir plenamente con ellas. Hace poco alguien me decía que “nadie puede escapar de la norma imperante impuesta por la sociedad en lo que respecta, entre otras cosas, a estereotipos de belleza física”. Por mi parte, a riesgo de pecar de un exceso de idealismo, sigo teniendo Fe en la Conciencia y en la posibilidad de captar una Belleza que está más allá de lo físico. Sigo creyendo que el Amor, puede estar separado de lo tangible. Tengo Esperanza en lograr un desapego completo de esas “normas” que regulan la vida del hombre moderno.
    Sobre la frase de Exupéry, lamentablemente está “gastada” de tanto que fue utilizada de forma “profana”, por así decirlo, alejada de su contexto y de su sentido original. A simple vista, puede ser asociada al slogan de alguna publicidad. No obstante, en su esencia, es sencillamente fabulosa..
    Un gran abrazo! y perdón por la extensión del comentario!

  2. mmm, a leer entiendo la sintonía de muchos autores, todos se reúnen en la idea de la armonía entre el sentir, el pensar y el hacer…. la alineación escencial de la vida plena.
    gracias

  3. El caso de las enseñanzas de Gurdjieff es bastante representativo de que estamos en el Kali-Yuga. Es verdad que G. tuvo una forma muy personal de enseñanza. Se deconoce casi todo acerca de los orígenes de su Trabajo. De su biografía sólo se conoce lo que él mismo escribió en “Encuentros con hombres notables”, pero tomarlos como 100% ciertos creo que sería un error. Lo que sí es seguro es que lo que enseñaba “funciona”. Pero lamentablemente, cuando él murió (e inclusive durante su vida) los seguidores hicieron cualquier cosa con las enseñanzas. Por eso hoy son tan peligrosas. El mismo Ouspensky interpretó de forma bastante diferente mucho de lo enseñado por G. De todos modos, leer los libros de Gurdjieff creo que no está de más.

    Desde un punto de vista Tradicional, podríamos decir que Gurdjieff trabajaba en un nivel psicológico bastante contingente. Tal vez él individualmente haya alcanzado un nivel de “desarrollo” increíble para los occidentales, y tal vez haya obtenido algún tipo de iniciación en oriente, pero hasta donde yo sé, no transmitió ninguna iniciación (entendida como transmisión de una influencia espiritual)justamente porque no tenía ningún apoyo ritual para hacerlo (de un ritual ya existente, como la Masonería, por ejemplo). En definitiva, sólo nos dejó un cuerpo de doctrina cosmológica y psicológica sin alcance iniciático. El análisis de este tema podría mostrar muchas cosas interesantes.

  4. sigo…

    Como comentaba arriba, los seguidores de Gurdjieff usaron ese cuerpo de doctrina para provecho personal, y muchas de las actuales escuelas del Cuarto Camino son “asilos para locos”, como el mismo G. había previsto. Inclusive G. dejó escrito que él no avalaba ninguna continuación de su “método”. No dejaba “discípulos”. Sólo dejaba sus escritos como testimonio de sus enseñanzas. Hoy hay lugares que enseñan los llamados movimientos (danzas sagradas) inspiradas en las de G. como soporte para el recuerdo de sí… creo que algunas son bastante serias (si bien no conozco personalmente) aunque serían similares a las escuelas occidentales modernas de yoga, que explotan sólo los resultados terapéuticos.

    ¡Gracias por tus observaciones, Sahaquiel! En cuanto a ser un idealista… cada uno de nosotros lo es a su manera… todo depende de qué entendamos por Idea.

    Un abrazo!

    M.

  5. ¡Gracias por la visita y el comentario, Antonieta! En efecto, todos aspiran a lo mismo (todos lo hacemos). Pero ¿todos los caminos conducen a Roma? jeje

    Besos!!!

    M.

  6. A mi modo de ver las cosas, existen determinadas prácticas Tradicionales que, incluso fuera de una vía iniciática definida, pueden alcanzar cierta operatividad sobre el hombre, aunque sin llegar al nivel propio de su contexto original. Tal es el caso del Tarot, el yoga y me arriesgaría a decir que algunas artes marciales, pero no es mucho lo que conozco del tema.
    La Iniciación, entre otras cosas, permite una Transmisión Regular que , en pocas palabras, evita tales desvíos. En el caso de la Masonería propiamente dicha, por tratarse de un sistema esencialmente simbólico, en el peor de los casos, podría convertirse en un “asno cargado de reliquias”, como diría Guénon y siempre aguardaría latente la posibilidad de una penetración más profunda en sus enseñanzas.. Así la iniciación virtual puede hacerse efectiva… Este tema da para mucho! En otro momento me explayo más..

    Un abrazo!

  7. “Pero pienso que lo importante, tal vez, sea darnos cuenta antes de que pasen las cosas hacia dónde vamos, o por lo menos qué nos está pasando, en qué nivel estamos amando, en cuál teniendo fe, y en cuál depositando la esperanza. Y que lo más importante de todo es preguntarnos ¿quién en mí está observando? ¿quién está preguntando?”

    Me gustó mucho tu reflexión…Es necesario un autoconocimiento muy profundo para responderse uno mismo todas esas preguntas y también exige experiencia y no tenerle tanto miedo al error.
    besos Mahatma!!

  8. Sahaquiel: sí! El esfuerzo para la realización definitivamente es individual. Es verdad, el tema da para mucho!

    Luz: qué bueno leerte! Te mando un beso enorme

    M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s