Fin del Mundo I

A continuación traduzco la primera parte el artículo 2011, escrito por Mircea Tamas, publicado en inglés (también en dos partes) en la revista electrónica Oriens nros. 1-2 y 3-4 del 2007. Lo copio a raíz de otro artículo que se comenta en el Blog Philo-Ousía.

2011
Mircea A. Tamas

En el siglo pasado, a comienzos de los 70’s, un grupo llamado “el Club de Roma” se volvió muy renombrado. Para el Tercer Mundo y Europa del Este, este grupo parecía ser exótico y atractivo porque abordaba temas prohibidos, de alguna manera relacionados sutilmente a la teoría del complot y a los movimientos ocultos. Además, fue la primera vez que algunos científicos materialistas sugirieron que las teorías acerca del progreso ininterrumpido no eran verdad.

Aurelio Peccei, erudito italiano y hombre de negocios, y Alexander King, científico escocés, fundaron “El Club de Roma” en 1968. El Club advertía que las reservas de petróleo se agotarían un día y que no podíamos contar con ver un progreso infinito de la humanidad. No queremos entrar en detalles, pero diremos que los miembros de este Club eran personas influyentes de todo el mundo, pertenecientes a distintos campos (financiero, político, industrial, etc.), lo que explica por qué el Club fue usado como ejemplo de la teoría del complot.

La primer pregunta en semejantes casos es quién financia este tipo de asociaciones. Sólo los ingenuos podrían creer que tales grupos, clubs u organizaciones tienen un programa altruista. De hecho, contribuyen a la manipulación de las masas, acción que se ha manifestado a veces bajo diferentes formas. Esta manipulación es lo que René Guénon llamó el “poder de sugestión” ejercido por las fuerzas contra-iniciáticas. El Club de Roma trataba de sugerir sutilmente que ocurriría una calamidad en el año 2000.

Hoy vemos la misma trama. Los grupos “Peak Oil” advierten – nuevamente – acerca del agotamiento de las reservas de petróleo. Estos grupos “Peak Oil” reúnen a políticos, científicos, hombres de negocios, etc. quienes relacionan la crisis del petróleo con el 11 de septiembre, con la invasión de Irak, y que consideran al 2011 como el año en que ocurrirá un desastre mundial, en que la economía colapsará y al que le seguirá una terrible regresión. Estos grupos son menos sutiles que el Club de Roma, sus argumentos son más discutibles y, otra vez, sería interesante saber quién financia estos grupos.

El 18 de enero de este año, otro grupo compuesto por científicos de todo el mundo anunció que el “Reloj del fin del mundo” se adelantó dos minutos al Fin de los Tiempos.

Al mismo tiempo, los ocultistas y los círculos pseudo-religiosos han anunciado que el fin de los tiempos ocurrirá en el 2011, o que ese año en particular acarreará una terrible caída. Es casi cómico ver cómo dos “campos” opuestos, el de los racionalistas, materialistas y científicos por un lado, y el de los pseudo-espiritualistas y ocultistas por otro, se encuentran unos a otros, concordando respecto a la fecha final. No se trata de coincidencia, sino de otro ejemplo del “poder de sugestión” que continúa manipulando a las masas, y que, luego de tratar de inducir al “miedo al milenio” (el temor al año 2000), ahora se esfuerza en introducir un nuevo término final.

Es igualmente notable advertir cómo la misma clase de gente, con la misma mentalidad profana, de educación científica y materialista, luego de contribuir a promover, a sabiendas o no, la teoría de Darwin y la teoría del progreso ilimitado, ahora intenta vender al público en general la idea de regresión, de decadencia inexorable, de finalización. Es el colmo del ridículo, especialmente cuando las justificaciones son tomadas del mismo diccionario de ateísmo democrático.

No hay dudas de que el fin de los tiempos llegará. Los signos están por doquier. Alguien tiene que estar realmente confundido para pensar que es normal para los humanos ser inmortales, y para el mundo durar para siempre.

El problema es que nada sucede caóticamente, y, en el caso del hombre, a menos que ocurra un accidente, éste sigue un ciclo obedeciendo leyes precisas, las que le permiten pasar de una edad a otra, alcanzando la vejez cuando varios signos le indican que el final se acerca. Las cosas suceden de manera similar en el mundo. El fin de este mundo es la conclusión normal de una serie de eventos que agotan las últimas posibilidades, y el gran arte del adversario es producir confusión tras confusión, manipulando a las masas, facilitando así la conclusión del ciclo.

La sugestión acerca del año 2011 pertenece a esta trama. Es sólo una pequeña parte de una operación extremadamente intrincada, en la que dos acciones aparentemente contradictorias se pueden ver a menudo, pero que de hecho tienen el mismo objetivo.

Es bien conocido, o debería serlo, que, como es enfatizado en las genuinas doctrinas tradicionales relativas a los ciclos cósmicos y su duración, la fecha del fin no se conoce y no debería ser conocida por todos. La tradición Cristiana también insiste en este tema. Cuando San Pablo anunció que el Segundo Advenimiento estaba cerca, algunos de los nuevos Cristianos consideraron que ellos ya habían sido redimidos y que podían hacer lo que quisieran, o mejor, podían no hacer nada. En consecuencia, San Pablo hizo hincapié en que no debemos conocer la fecha del día final, y más aún, incluso si el final está cerca o debido a que el final está cerca, debemos prepararnos espiritualmente más que nunca.

Hoy como siempre, los individuos calificados necesitan tiempo para cumplir los ritos, las meditaciones y los esfuerzos espirituales. El fin de los tiempos no debería afectar sus posibilidades de iniciación. Es erróneo pensar que el tiempo ha llegado y que nada más puede hacerse, o que el fin está cerca y tenemos que apresurarnos en nuestro proceso espiritual.

Uno de los propósitos de esta trama de “terror” en torno al 2011 es precisamente paralizar cualquier actividad espiritual. El otro propósito es presentar algunos datos específicos para sembrar confusión y pánico, con el fin de que la humanidad responda mejor a las otras sugestiones. Ese es el objeto del terror.

Este terror es doble: por un lado sugestiona a las masas, y por otro el oponente mismo es dominado por el miedo.

Oriens fue criticada inmediatamente después de haber nacido. Cuán estúpido o malo puede ser alguien que critica a un recién nacido sin darle tiempo a crecer. Estas críticas son manejadas por el miedo. Herodes buscó matar a Jesús recién nacido, impulsado por el miedo. Miedo fue la razón por la que Moisés fue casi asesinado. Varias tradiciones cuentan cómo el miedo nació al mismo tiempo que el mundo; miedo es el rasgo característico de la dualidad. Pero el miedo es también el emblema de muchos “vicios” pertenecientes al oponente. Por esta razón, el oponente sugiere este miedo a las masas.

Es aceptable que la gente común esté influenciada y asustada por toda clase de sugestiones. Pero es inadmisible que los individuos que están relacionados con la Tradición y con los procesos espirituales puedan ser engañados por ellas y puedan realmente contribuir con esta confusión. Estos individuos deberían concentrarse en el solo y único objetivo y olvidarse del 2011 o cualquier otra fecha fatal.

Anuncios

10 pensamientos en “Fin del Mundo I

  1. Es una artículo realmente impactante. Quería hacer una pequeña precisión con respecto a la fecha nefasta. Muchos pseudo-ocultistas, basándose en una interpretación tremendamente tergiversada de la tradición Maya, afirman que la fecha del fin será el 22 de diciembre del 2012. Se encuentra evidentemente cerca, pero no coincide con la predicción del 2011. Creo que es un punto digno de investigar y analizar.
    Por otro lado, no pude hacer más que recordar estas palabras:
    “Luego las Tinieblas se antepondrán a la Luz, y se juzgará que la muerte es más útil que la vida. Nadie alzará los ojos al Cielo. Se tendrá al religioso por loco, al ateo por inteligente, al frenético por fuerte, al criminal por un hombre de bien.
    El alma y todo lo que la completa y por lo que nació inmortal o que se presume logrará la inmortalidad, de la manera como os dije, será puesta en ridículo, y aún más, será considerada inexistente.
    Y llegará, creedme, a constituirse pena de muerte para el que se entregue a la santa religión del espíritu.
    Habrá nuevos derechos, nuevas leyes. Nada será santo, nada piadoso, no se admitirá que haya nada de valor en el Cielo ni en los seres celestes, ni se lo aceptará en la intimidad del corazón.
    ¡Entre dioses y hombres habrá un tristísimo abismo! Sólo quedarán los demonios malignos, que, entremezclados con la humanidad, conducirán a los miserables con violencia a poner mano en todo osadía malsana: guerras, rapiñas, fraudes y todo lo que es contrario a la naturaleza de un ser vivo.
    La Tierra entonces perderá su equilibrio, no se navegará en el mar, ni se mantendrá en el Cielo el curso de los astros y las estrellas. Callará toda Voz divina, condenada a un necesario silencio, se pudrirán los frutos de la tierra, y el suelo perderá la fertilidad, y el mismo aire enflaquecerá en una fermentación corrupta.
    Ved entonces cuál será la vejez del Mundo, irreligión, desorden, iracionabilidad en todos los bienes.”

  2. Escalofriante el fragmento que transcribís… es una fotografía de nuestra situación actual.

    En la 2a parte de este artículo (que voy a postear pronto) se hace mención a la predicción basada en la tradición Maya. Lo que me da curiosidad es cuando decís “Creo que es un punto digno de investigar y analizar.” ¿Lo decís por algo en particular?

    Saludos!

    M.

  3. No… lo que pasa es que no he visto estudios serios sobre ese tema. Y la mayoría parece basarse en el supuesto Códice de Quetzalcoatl cuya existencia no está probada y en las artimañas del señor Argüelles que inventó una nueva versión del calendario… Además, hace bastante tiempo que esa idea viene dando vueltas, justamente la escuela gnóstica de Samael Aun Weor pregona esa profecía desde los años 70.. No recuerdo si ésa era la fecha exacta para el final, porque esta pseudo-doctrina está llena de errores (¿intencionales?), sin embargo, recuerdo haberlo leído en uno de sus libros!
    En todo caso, lo llamativo es que se ven pocos esfuerzos por develar la verdad. O, visto de otro modo, parece haber un esfuerzo por mantener el engaño!
    Quedo a la espera de la segunda parte!
    Un abrazo!

  4. Hola,
    Yo también tengo interés por conocer el resto del artículo. He dejado un enlace en la entrada de Philo Ousia para que los lectores puedan seguir este hilo que nos has tendido.
    En cuanto a las motivaciones para la “fabricación” de terrores milenaristas o de otro tipo, procedentes tanto de fuentes sagradas como profanas, en el artículo se habla de “paralizar cualquier actividad espiritual. El otro propósito es presentar algunos datos específicos para sembrar confusión y pánico, con el fin de que la humanidad responda mejor a las otras sugestiones.”
    En el primer propósito no estoy de acuerdo. La actividad espiritual está casi siempre adormecida en la mayor parte de la gente. En realidad, pan y un poco de diversión es lo único que necesitan. El segundo propósito está mucho mas cerca de mi opinión al respecto. Lo inquietante es pensar ante qué otras sugestiones podemos estar.
    Un saludo,
    F.

  5. Sahaquiel: no sé si los errores de esa pseudo doctrina serán intencionales por parte de la cara visible (el fallecido Samael Aum Weor en este caso), pero aún sin conocer, me juego a que lo que se oculta tras esa “escuela” tiene toda la intención de instalar esos errores en donde se pueda.

    Un abrazo!

    Filousia: Es cierto que la actividad espiritual está adormecida en la mayoría de la gente, pero hay personas que tienen verdaderas capacidades “intelectuales” (espirituales) que en vista de todo este meollo apocalíptico se “distraen” con la cáscara, siendo engañadas u olvidando la verdadera meta (si es que la conocen). Creo que a eso se refiere el artículo, que descubre y denuncia esa manipulación encubierta.

    Gracias por pasar y dejar tu comentario!

    M.

  6. Sahaquiel, estoy tratando de entender el artículo en italiano. Estoy en la misma que vos con el idioma. Veré qué se puede hacer 😉

  7. Por lo que conozco de Samael Aun Weor, puedo decir, sin temor a equivocarme, que la mayoría de sus escritos carecen de verdadero rigor intelectual. Lo que hizo fue degenerar una doctrina que, de por sí , ya estaba muy desviada tratándo de hacerla más accesible a la masa (lo cual es terriblemente peligroso).
    ¿Por qué digo que es una doctrina que ya estaba desviada?
    Porque toma como base a la Fraternitas Rosacruciana Antigua (que de antigua y Rosacruz no tiene nada), de la que Samael (curioso apodo) fue miembro. Esta asociación fue fundada por el médico nazi Arnold Krumm Heller, conocido en méxico como “Maestro Huiracocha”, quién a su vez fue miembro de la OTO, siendo influenciado ni más ni menos que por Aleister Crowley..

    Un abrazo!

    *Eliminé el anterior mensaje por errores en la redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s