Fin del Mundo II

He aquí la segunda y última parte del artículo de Tamas.

2011
Mircea A. Tamas

II

Recientemente fue publicado un libro llamado 2012[1]. El autor, periodista aficionado a temas New Age, intenta probar, abusando de datos tradicionales mayas y hopi, que el 2012 será un año crítico, en el que sucederán un fin y un nuevo comienzo. El autor cita a René Guénon, “el erudito francés”, una vez, cita a Aleister Crowley ocho veces, a Rudolf Steiner más de veinte veces, y a la metafísica sexual de Evola siete veces. Utiliza todo tipo de información para promover la idea de que en el 2008 el sistema socioeconómico sufrirá un colapso drástico e irrevocable y que a partir del año 2011 ingresaremos en un “estado noosférico”, una sinarquía (término tomado de Saint-Yves d’Alveydre) basado en la confianza y la telepatía. Lo absurdo de este libro no sorprende, ya que usa cualquier método para provocar el “terror al 2011”.

Incluso autores interesados en el estudio de las doctrinas tradicionales sugirieron que el año 2011 será un año de crisis. Gaston Georgel, quien desarrolló gran pasión por la doctrina de los ciclos cósmicos, publicó en 1937 el libro Les Rythmes dans l´Histoire [Los ritmos en la historia], a propósito del cual René Guénon escribió una reseña, poniendo de relieve sus limitaciones y errores[2]; al final de su reseña, Guénon decía: “Al autor le ha pare­cido bien entregarse a algunas tentativas de “previsión del futuro”, por lo demás dentro de límites bastante restrin­gidos; es este uno de los peligros de ese tipo de investiga­ciones, sobre todo en nuestra época en la que las supuestas “profecías” están de moda; ninguna tradición fomentó jamás estas cosas, e incluso, si ciertos aspectos de la doctri­na de los ciclos siempre han estado rodeados de obscuri­dad, ha sido para obstaculizarlas.”

Gaston Georgel contactó a René Guénon, escuchando sus consejos y, en 1947 publicó una segunda edición, revisada, acerca de los ritmos de la historia, esta última también reseñada por Guénon (Formes, p. 30), una reseña suave, puesto que Guénon apreció los esfuerzos de Georgel para entender los datos tradicionales.

En 1975 Gaston Georgel publicó una tercera edición, aunque en ésta el autor no se pudo abstener de hacer una predicción del futuro. El problema con los ciclos cósmicos es que los resultados de cualquier pronóstico depende del punto de partida, porque, como Guénon había dicho, “para diferentes pueblos, el punto de partida debe ser diferente” (Formes, p. 29). Por lo tanto, aunque la duración del subciclo de 2160 años es correcto desde una perspectiva tradicional, esto no ayuda a pronosticar el futuro a menos que sepamos el punto de partida del subciclo; de otro modo, cualquier otro año podría ser un punto de partida, ya que podemos encontrar un acontecimiento importante en casi cada año del pasado. Gaston Georgel propuso como punto de partida la tercera Guerra Púnica, que tuvo lugar entre los años 149 y 146 a.C. Sumando 2160 obtenemos el periodo 2011 – 2014, un período que Georgel describió como apocalíptico, en el que tendrán lugar guerras y en el que las naciones lucharan contra las naciones.[3]

Por supuesto, es preferencia profana seleccionar la tercera Guerra Púnica como el punto de partida. Sin embargo, su propuesta es hoy un best-seller, y así podemos notar de qué manera operan las fuerzas contrarias.

_________________

[1] Daniel Pinchbeck, 2012, The return of Quetzalcoatl, Jeremy Tarcher / Penguin, New York, 2006.

[2] René Guénon, Formes tradicionnelles et cycles cosmiques, Gallimard, París, 1980, p. 28. [traducción al español disponible de forma gratuita en la web]

[3] Gaston Georgel, Les Rythmes dans l´Histoire, Archè, Milano, 1981, p. 192.

Anuncios

16 pensamientos en “Fin del Mundo II

  1. M. Me pareció muy interesante, es más, aunque parezca fuera del contexto serio que carecterística el blog, voy a dar un dato un poco de trivia televisiva, que en la serie X Files, los últimos capítulos, trataba más o menos del tema, y la fecha que daban, era más o menos el 2012(sory si el comentario es muyyy trivial y poco serio)sólo me habia acordado de algo parecido.(quizas seremos invadidos por los marcianos)besos

  2. Hola Bibliotecariasensual! Tu comentario no está fuera de lugar, sino que ilustra claramente que las sugestiones de las que se trata en el artículo actúan mejor en los medios masivos de comunicación. Y ni hablar de la Ciencia Ficción.

    Besos!

    M.

  3. Bueno me alegra saber que la he pegado, pensé que era muy poco serio.Gracias, me alegra a ver podido ver las 9 temporada de la serie
    Besos

  4. La segunda parte del artículo también es excelente. Desde ya, te agradezco por haberte tomado el trabajo de traducirlo y transcribirlo en el blog.
    Es muy interesante la mención a los subciclos de 2160 años. Lo que no me queda claro es el tema de los distintos puntos de partida para diferentes pueblos, puesto que en ese período de tiempo muchos de ellos desaparecen o se transforman en algo diferente. Lo que, a todas luces, está claro es que no tiene sentido intentar hacer “predicciones”.
    Respecto del libro comentado en el primer párrafo, creo que esta frase ya nos da una idea cabal de qué es lo que podemos encontrar: “El autor cita a René Guénon, “el erudito francés”, una vez, cita a Aleister Crowley ocho veces…”
    Lo que dice Bibliotecariasensual es cierto. Yo vi esa serie y, en efecto, hacen coincidir el día de la “gran invasión” con el 2012, de acuerdo a las profecías mayas…
    La sugestión a través de los medios es realmente importante.
    Un abrazo.

  5. Mahatma, qué tal? Primera vez que paso por acá. Me alegra que te hayan gustado los chistes 😛

    Relacionado a lo que acabo de leer, te digo que me interesa bastante. Hasta que empecé a trabajar, léase: mientras tuve tiempo libre, me interesé en las profecías maya entre otras cosas, creo en la existencia de vida extraterrestre, y soy de los que piensa que está sentado en primera fila para ver el episodio final de esta saga.

    En las profecías maya, se habla del 2012 como un punto de quiebre. El fin de lo que conocemos como mundo y el comienzo de otro nuevo, con algunos que van a pasar, y otros que se van a quedar…Me gustaría saber, muero por saber, qué es lo que va a ocurrir. Cómo se va a hacer ese “filtro” digamos. Quiero leer el guión para no improvisar!!! Pero supongo que me voy a tener que bancar hasta la última escena.

    Un abrazo y en cuanto pueda sigo leyendo!

  6. Recuerdo haber visto un programa en Infinito (abre tu mente :P) acerca de las profecías. Estaba muy bueno, tanto que llegué tarde al estadio, que queda a 2 cuadras de mi casa. Un amigo me esperaba para ver a primera hora Vélez – Cerro Porteño, y a segunda hora el clásico del fútbol uruguayo: Nacional – Peñarol. Pensé que se cumplían las profecías, porque en el clásico se armó una bataola que para qué te voy a contar! Pensé que sólo le habían errado en la fecha 😛

  7. Sahaquiel: cuando leí el artículo por primera vez, me pareció que sería bueno compartirlo, pero por una cosa o por otra lo fui dejando pasar. El disparador para traducirlo (mal que mal) y postearlo fue el post de Filo-ousia, que me lo trajo a la memoria.

    Creo que el tema de los distintos puntos de partida tiene que ver con qué punto de partida tomamos nosotros ahora para comenzar la cuenta. Pero, no sabría decirte con seguridad a qué se refiere.

    Marcelo: sí! fueron muy chistosos! (nos estamos refiriendo a unos chistecitos en el blog de LUZ) no podía parar de reírme.

    Respecto al tema de los extraterrestres… soy bastante reacio a tratar el tema. Lo mismo que el tema de los ángeles. Pero no porque no me interese, sino porque hay mucho fanatismo y fantasía en torno a ellos.

    Saludos!!!

    M.

  8. No es que crea en todas las profecías, pero tampoco creo en todas las coincidencias. Jung hablaba de la sincronicidad, una teoría según la cual ‘accidentes’ y ‘coincidencias’ están ligados al subconsciente que, de alguna manera, ya conoce la respuesta a las preguntas que posteriormente son respondidas por las profecías. Es decir, que los hechos u objetos que dan lugar a la formulación de una profecía sólo serían una especie de llamada de atención que despierta un conocimiento previo y oculto.
    O algo así 😉
    Un saludo, Filo.

  9. Hola Filousía: bueno, tampoco creo en las coincidencias como tales. Soy un convencido de que la trama del Universo no es azarosa, pero somos (o mejor dicho, nos hemos vuelto) tan chiquititos (de mente) que no vemos el bosque, ni tampoco el árbol, sino tal vez sólo la célula de una de las hojitas.

    El tema del subconsiente es todo un tema…

    Besos!

    M.

  10. Bueno ahora que estamos terminando el 2009 que se puede comentar de este libro. Efectivamente en el 2008 ha ocurrido un colapso economico y los expertos dicen que en el 2011 viene un rebote aun peor, ya que las medidas tomadas han sido solo superficiales.

  11. “Comparto la idea de la necesidad de diferentes planos de manifestación, y desde la perspectiva que Ud. plantea (lo absurdo de “transmigrar indefinidamente en una misma línea”), para evitarnos malos entendidos, es necesario en seguida dejar de lado la palabra reencarnación, que, literalmente, no significa otra cosa que “volver a la carne” (re-encarnar) o volver a tomar un cuerpo. Desde el preciso momento que consideramos indefinidos planos de manifestación distintos de este, es necesario considerar que los seres manifestados en ellos se ajustan, por decirlo así, a las condiciones que les son propias, lógicamente diferentes a las de nuestro mundo, en el que la “corporeidad” no es mas que una de sus condiciones. (Me permito esta digresión para establecer concordancia con su idea, y aclarar el sentido de mi antireencarnacionismo).
    Ahora, llendo al centro de la cuestión o del “porque del Universo y nosotros en el”, créame que por mucho tiempo, tratando de dar con un mínimo acercamiento, he meditado profundamente en la NADA, en la “NADA antes que NADA”, en la imposibilidad de toda CAUSA PRIMERA despojada de la idea misma de imposibilidad que no hace otra cosa que anular a su contraparte “la posibilidad”, osea la NADA ABSOLUTA (mas allá de la idea misma de NADA que no hace mas que dar la idea de ausencia de algo): EL QUE NADA HAYA SIDO NUNCA LITERALMENTE JAMÁS… Y creo haber llegado a la conclusión -ultraparadójica, por lo demás- de que ‘LA NADA NO EXISTE'”

    Paris 1919 (Extacto de una carta inédita de René Guénon a una supuesta Mme. Gauthier)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s