Tiempo…

3,1: Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo:

3,2: Su tiempo el nacer, y su tiempo el morir; su tiempo el plantar, y su tiempo el arrancar lo plantado.

3,3: Su tiempo el matar, y su tiempo el sanar; su tiempo el destruir, y su tiempo el edificar.

3,4: Su tiempo el llorar, y su tiempo el reír; su tiempo el lamentarse, y su tiempo el danzar.

3,5: Su tiempo el lanzar piedras, y su tiempo el recogerlas; su tiempo el abrazarse, y su tiempo el separarse.

3,6: Su tiempo el buscar, y su tiempo el perder; su tiempo el guardar, y su tiempo el tirar.

3,7: Su tiempo el rasgar, y su tiempo el coser; su tiempo el callar, y su tiempo el hablar.

3,8: Su tiempo el amar, y su tiempo el odiar; su tiempo la guerra, y su tiempo la paz.

3,9: ¿Qué gana el que trabaja con fatiga?

3,10: He considerado la tarea que Dios ha puesto a los humanos para que en ella se ocupen.

3,11: Él ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que Dios ha hecho de principio a fin.

3,12: Comprendo que no hay para el hombre más felicidad que alegrarse y buscar el bienestar en su vida.

3,13: Y que todo hombre coma y beba y disfrute bien en medio de sus fatigas, eso es don de Dios.

3,14: Comprendo que cuanto Dios hace es duradero. Nada hay que añadir ni nada que quitar. Y así hace Dios que se le tema.

3,15: Lo que es, ya antes fue; lo que será, ya es. Y Dios restaura lo pasado.

3,16: Todavía más he visto bajo el sol: en la sede del derecho, allí está la iniquidad; y en el sitial del justo, allí el impío.

3,17: Dije en mi corazón: Dios juzgará al justo y al impío, pues allí hay un tiempo para cada cosa y para toda obra.

3,18: Dije también en mi corazón acerca de la conducta de los humanos: sucede así para que Dios los pruebe y les demuestre que son como bestias.

3,19: Porque el hombre y la bestia tienen la misma suerte: muere el uno como la otra; y ambos tienen el mismo aliento de vida. En nada aventaja el hombre a la bestia, pues todo es vanidad.

3,20: Todos caminan hacia una misma meta; todos han salido del polvo y todos vuelven al polvo.

3,21: ¿Quién sabe si el aliento de vida de los humanos asciende hacia arriba y si el aliento de vida de la bestia desciende hacia abajo, a la tierra?

Eclesiastés 3,1-21 (Biblia de Jerusalén)

Anuncios

7 pensamientos en “Tiempo…

  1. Me gustó mucho 🙂
    Creo que el hombre y la bestia son bien diferentes.
    El hombre debe estar al borde del hombre y no ser su lobo… Los hombres deben ayudarse unos a otros, comprenderse y en esa hermandad se puede lograr la trascendencia.
    El tiempo es hoy.
    Un beso grande!!

  2. Lindo post.
    Destaco sobre todo esta parte:
    3,11: Él ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que Dios ha hecho de principio a fin.

    Creo que el hombre moderno está cada vez más cerca de la bestia que del Hombre Verdadero o Anthropos Hermético..

    Saludos!

  3. Luz: Coincido con vos. El tema, desde mi punto de vista, es que si existe la hermandad debe nacer de adentro, y no ser algo impuesto o simulado. ¿Desde dónde debe nacer? ¿Qué es ese adentro? ¿Qué es lo que verdaderamente nos unifica?
    ¡Besotes y buen fin de semana!

    Bibliotecariasensual: Gracias por pasar! Tu presencia aquí es siempre bienvenida… trae un aire fresco!
    Besos y buen finde!

    Sahaquiel: Ahora que transcribís ese versículo, me doy cuenta de que no lo había leído.

    Es difícil descubrir que hay algo totalmente distinto a la mentalidad del hombre moderno… pero no es imposible. Por lo menos no es imposible por ahora. Es liberador intuír que hay una Realidad que el Hombre puede Vivir, totalmente distinta de esta caricatura, de este títere que se pavonea y acalora en un escenario totalmente inventado.

    Un abrazo!

    M.

  4. “Lo que es, ya antes fue; lo que será, ya es” Esta frase me ha inquietado desde que la oí (o la leí) por primera vez hace años. Creo que es un verdadero koan que nos llega del judaísmo (y no del budismo). La lógica no nos sirve para aprehenderla.
    No somos muchos a los que nos gusta recordar este conocimiento antiguo Mahatma, menos mal que te tenemos a ti 🙂

  5. Es verdad, Filo, no somos muchos los que amamos el saber antiguo. En mi caso particular, estoy convencido de que este conocimiento sigue vivo, sólo tenemos que insuflarle vida intentando incorporarlo…

    Saludos!

    M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s