Impedimentos y equívocos en la búsqueda de una vía iniciática (parte 1)

A continuación traducimos la primera parte de un artículo de Giovanni Ponte aparecido en la Rivista di Studi Tradizionali, número doble de 1985. Este autor, del que ya habíamos publicado algún artículo aquí en Baldanders, nos parece importante debido a que en la mayoría de sus escritos, permaneciendo siempre fiel a la doctrina expuesta magistralmente por Guénon,  presenta importantes indicios “prácticos” para quienes desean ingresar en una vía iniciática. 

M.

 

.·.

 

Impedimentos y equívocos en la búsqueda de una vía iniciática*

 

Giovanni Ponte

 

I

Reacciones

 

Aunque las circunstancias difíciles o penosas sean ciertamente comunes a la vida de todos los hombres, ocurre bastante frecuentemente que aquellos que siguen una vía iniciática las ven multiplicarse de una manera desacostumbrada. Este hecho se debe simplemente a una suerte de hostilidad inconciente del medio…: parece que este mundo… se esfuerza por todos los medios en retener al que está cerca de escapársele; tales reacciones no tienen en suma nada que no sea perfectamente normal y comprensible, y, por desagradables que puedan ser, no hay ciertamente nada de qué sorprenderse.”[i]

En el pasaje citado encontramos expresada, de manera muy clara, la explicación de una constatación que debió de ser para René Guénon mucho más que un simple enunciado teórico. Por otro lado, esta tendencia del ambiente a obstaculizar a quien desea escapársele puede sin duda presentarse bajo aspectos y a niveles muy diferentes, encontrados en los momentos “críticos”, sobre todo al superar determinados vínculos. Ya en otra ocasión señalamos este asunto[ii], hablando de la importancia de las manifestaciones de las mismas posibilidades adversas como instrumento de realización, para quien las tome correctamente, como también se indica claramente en los textos sagrados de las distintas formas tradicionales.

Además, no queremos detenernos en aspectos referidos a etapas que se encuentran en el desarrollo del camino iniciático, más bien tendremos en consideración la situación de quien se encuentra apenas comenzando la búsqueda de una vía iniciática, en particular como consecuencia del encuentro con la obra de Guénon.

Es comprensible que en estos casos un ambiente fundamentalmente antitradicional por naturaleza manifieste reacciones hostiles, aunque más no sea por una instintiva y casi automática autodefensa. Esta autodefensa del ambiente se apoya naturalmente en las relaciones particulares de quien querría emprender la propia búsqueda, a veces bajo formas por él inesperadas y frente a las cuales se encuentra desprevenido. Pueden ser, por ejemplo, circunstancias familiares especiales, e incluso puede utilizarse como barrera lo que queda de tradicional bajo aspecto religioso, aún de parte de personas que de la religión se desentendían completamente hasta el momento en que descubren inesperadamente la importancia instrumental de ciertas manifestaciones suyas, justamente como desviación de una búsqueda de una naturaleza diferente y más profunda. Frente a estas y otras posibles reacciones convendría obviamente la mayor reserva, con el fin de no acrecentar las dificultades que existen inevitablemente en el mundo actual.

Por otro lado, hablando de reacciones del ambiente se debe tener en cuenta que esta palabra no se refiere sólo a lo que aparece exteriormente en modo sensible, sino también y sobre todo al ambiente sutil, del cual el buscador participa a través de su propia alma. Precisamente de las modalidades sutiles depende la propia determinación y la orientación de los sucesos exteriores, incluso aquéllos que pueden parecer frutos del azar; y es en tales modalidades que los lazos son verdaderamente estrechos e insidiosos, tanto como para poder impedir, desde el comienzo en muchos casos, la búsqueda de la que hemos hablado.

Se podrá objetar que donde existen una auténtica aspiración iniciática y las cualificaciones necesarias, no podrán más que manifestarse las posibilidades correspondientes, y por tanto la búsqueda no podrá tener más que un resultado positivo; se podrá también recordar a este fin el dicho tradicional “donde hay un chela (discípulo) hay un Gurú (Maestro)”. Esto sin dudas es verdad, pero se corre el riesgo de que ésta permanezca como una afirmación demasiado abstracta y sólo verificable, por así decir, a posteriori. Por lo demás, el propio Guénon indicó el caso de aquéllos a quienes puede faltar la oportunidad para la toma de conciencia y el desarrollo de sus facultades latentes[iii]; en el orden de las contingencias, hay por lo tanto una exigencia de maduración de las posibilidades de modo que estas se actualicen efectivamente, y este proceso de maduración puede corresponder a una fase particularmente delicada en la que basta la intervención de algún factor aparentemente del todo secundario, como por ejemplo alguna equivocación, para comprometer cualquier desarrollo correcto posterior, al menos hasta que el obstáculo sea quitado.

Agreguemos que a veces se diría que la individualidad misma de quien teóricamente aspira a una búsqueda más comprometida produzca o casi se apoye en ciertas equivocaciones, con el fin más o menos inconciente de evitar avanzar más allá en el propio temible compromiso. También estos casos, en el fondo, forman parte de esas reacciones de autodefensa de las que hemos hablado; como tales, se tratan también de fenómenos muy comprensibles, y darse cuenta de ellos a fin de superarlos es ya una manera de llegar a afrontar la propia búsqueda.

(continuará)

* Artículo publicado en la Rivista di Studi Tradizionali, Turín, nos. 62-63, enero-diciembre 1985.

[i] René Guénon, Aperçus sur l’Initiation, cap. XXV; Des épreuves initiatiques (véase la traducción en el número 52 de esta revista , p.4)

[ii] A este respecto remitimos al artículo Tradizione e Tradimento, en los números 58-59 de esta revista, pp. 41-42.

[iii] Cfr. René Guénon, Orient et Occident, parte II, cap. IV.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s